Portada » Revuelo en la UE Complica Acuerdo Comercial con el Mercosur

Revuelo en la UE Complica Acuerdo Comercial con el Mercosur

La Unión Europea (UE) enfrenta un revuelo interno que amenaza con complicar aún más la conclusión del acuerdo comercial que ha estado siendo negociado durante décadas con el Mercosur. El jueves pasado, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, señaló que la situación actual, marcada por protestas y huelgas agrarias, podría poner en peligro la ratificación del pacto.

En medio de una oleada de manifestaciones y paros en toda Europa, la atención se centra en la subida de los precios de los combustibles y la energía, las estrictas normativas ambientales de la UE, y la competencia que representa la entrada de productos agrícolas ucranianos. Borrell afirmó que ahora la decisión está en manos de Europa, ya que, según él, la disposición del lado latinoamericano, especialmente con el nuevo gobierno en Argentina, es más favorable que nunca para firmar el acuerdo.

«Para qué engañarnos, ahora la pelota está en el tejado de Europa. Somos nosotros los que tenemos que decir si lo queremos o no, porque por la parte latinoamericana, con la llegada de un nuevo gobierno a Argentina, su disposición a firmar el acuerdo es mayor que nunca», expresó el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores durante un discurso en la Eurocámara con representantes latinoamericanos.

La actual crisis en la agricultura europea se ha manifestado con fuerza en países como Francia, Alemania, Polonia, Rumanía y Lituania, donde los agricultores han bloqueado carreteras, arrojado basura y estiércol frente a edificios gubernamentales, y realizado marchas con tractores para expresar su desacuerdo con la política agrícola comunitaria, un pilar fundamental de la UE.

El acuerdo entre la UE y el Mercosur, conformado por Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay y la recién incorporada Bolivia, fue firmado en 2019. Sin embargo, su ratificación se ha estancado debido al argumento de que los países sudamericanos no cumplen con las exigencias ambientales de la UE. Ante esto, el bloque comunitario propuso un anexo al pacto comercial para reforzar el cumplimiento con el Acuerdo de París sobre cambio climático. Estas condiciones fueron objeto de críticas por parte del Mercosur, especialmente del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

En el trasfondo de la situación actual se encuentra el temor de países como Francia o Irlanda, potencias agrícolas en la UE, por el impacto que el aumento del comercio entre ambos bloques podría tener en los agricultores europeos. La incertidumbre persiste sobre si la crisis agrícola europea se convertirá en un obstáculo adicional en el camino hacia la ratificación del esperado acuerdo comercial entre la UE y el Mercosur.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *