Portada » Movilización ‘Take Back Our Border’: Un controvertido convoy de estadounidenses se prepara para recorrer tres estados en protesta contra la migración ilegal

Movilización ‘Take Back Our Border’: Un controvertido convoy de estadounidenses se prepara para recorrer tres estados en protesta contra la migración ilegal

Un grupo de ciudadanos estadounidenses, bajo el nombre de ‘Take Back Our Border’ (‘Recuperar nuestra frontera’), se está organizando para llevar a cabo una movilización motorizada la próxima semana en tres estados del sur del país. El convoy, coordinado por el teniente coronel retirado del Ejército de EE.UU., Pete Chambers, planea realizar manifestaciones pacíficas en varios puntos limítrofes.

La movilización, que cuenta con más de 1.000 miembros en un canal de Telegram, tiene previsto su inicio el 29 de enero en Virginia y se espera que atraviese Florida, Luisiana y Texas. Según fuentes, la organización del convoy se inició hace aproximadamente un mes.

El portal Vice informa que los participantes, autodenominados «patriotas» y el «ejército de Dios», aseguran que su misión es enfrentar a quienes creen que conspiran para mantener abiertas las fronteras y destruir el país. Algunos organizadores han calificado este momento como «bíblico y monumental», afirmando que están enfrentando fuerzas oscuras del mal.

Uno de los puntos de parada del convoy será cerca de la ciudad de Eagle Pass, Texas, en medio de las crecientes tensiones entre el estado y el Gobierno federal por la gestión de la crisis migratoria. A pesar de ello, los organizadores insisten en que la manifestación no está vinculada a las disputas entre Texas y la administración de Joe Biden.

El evento, que invita a la participación de militares activos y retirados, veteranos, camioneros, comerciantes y medios de comunicación, se presenta como un respaldo masivo al gobernador de Texas, Greg Abbott, quien recientemente defendió el derecho del estado a proteger sus fronteras de la «invasión» que representa la inmigración ilegal.

La profesora Ruth Braunstein de la Universidad de Connecticut advierte sobre la posibilidad de un conflicto entre el Gobierno federal y la Guardia Nacional de Texas, considerando que la retórica nacionalista cristiana del convoy agrega una dimensión peligrosa a la ya tensa situación.

A pesar de las garantías de pacificidad por parte de los organizadores, hay preocupaciones sobre posibles infiltraciones de agentes encubiertos o individuos malintencionados, lo que podría desencadenar actos violentos. Algunos comparan la movilización con el asalto al Capitolio en 2021, y existen opiniones en el país que sugieren que eventos caóticos como ese podrían estar orquestados.

El congresista republicano de Texas, Keith Self, uno de los promotores del convoy, reiteró en una entrevista que la movilización tiene la intención de ser pacífica, estimando la participación de hasta 700.000 vehículos. A pesar de las precauciones, la incertidumbre persiste, y la movilización ‘Take Back Our Border’ continúa generando controversia en medio de un clima político tenso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *