Portada » Milagro en el Mar: Pescador Rescatado Después de 23,5 Horas a la Deriva

Milagro en el Mar: Pescador Rescatado Después de 23,5 Horas a la Deriva

En una historia que desafía todas las probabilidades, un valiente pescador logró sobrevivir tras pasar 23,5 horas en aguas del océano frente a Whangamatā, informó la policía de esa ciudad neozelandesa . Su increíble odisea comenzó el 2 de enero de 2024, cuando emprendió una salida de pesca en solitario a bordo de su embarcación de 40 pies, con la intención de regresar al día siguiente.

Cerca de las islas Alderman, mientras lidiaba con lo que sospechaba era un marlín, el pescador cayó por la borda a unas 30 millas náuticas de la Isla Norte. Incapaz de alcanzar su barco, que se alejaba incontrolablemente, intentó nadar hacia las islas Alderman, pero las corrientes lo arrastraron, sumiéndolo en una lucha desesperada por su vida.

Durante la noche, enfrentó las gélidas aguas del océano, demasiado agotado para seguir nadando. Su resistencia se vio aún más puesta a prueba cuando un tiburón se acercó, curiosamente olfateando antes de desaparecer en la oscuridad. Sin embargo, su verdadero milagro llegó alrededor de las 2 de la tarde del día siguiente.

Tres pescadores que se encontraban en un barco cerca de Mayor Island notaron un reflejo inusual en el agua. Intrigados, se acercaron y descubrieron al pescador a la deriva, quien, en un acto de desesperación, utilizaba el reflejo del sol en su reloj de pulsera para llamar la atención. La rápida respuesta de estos héroes anónimos marcó la diferencia entre la vida y la muerte.

Al rescatarlo, alertaron a la policía y se dirigieron a toda velocidad a Whangamatā Marina. El pescador, hipotérmico y exhausto, fue recibido por un equipo de ambulancia de St John, quienes lo atendieron de inmediato. Sin duda, la pronta acción de los pescadores y los servicios de emergencia fue crucial para salvar la vida de este hombre.

El paradero de la embarcación del pescador sigue siendo un misterio, pero se han emitido avisos de navegación basados en la última dirección conocida, el combustible a bordo y la velocidad. Se insta a otros navegantes a informar cualquier avistamiento de embarcaciones a motor vacías.

En una nota a la policía, el pescador expresó su profundo agradecimiento a los héroes que lo rescataron: Mike, Tyler y James, junto con todos los servicios de emergencia involucrados. Esta historia extraordinaria sirve como recordatorio de la fragilidad de la vida en el mar y la importancia de la rápida respuesta y solidaridad humana en situaciones críticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *