Portada » La Protesta Silenciada: El Lamento de Roger Waters y la Impunidad en Perú

La Protesta Silenciada: El Lamento de Roger Waters y la Impunidad en Perú

El legendario cofundador y vocalista de Pink Floyd, Roger Waters, no solo lleva la música a cada rincón del mundo, sino que también es un incansable defensor de los derechos humanos. Durante su reciente concierto en Lima, el miércoles pasado, Waters aprovechó la oportunidad para rendir homenaje a las víctimas mortales de las protestas en Perú, que tuvieron lugar desde diciembre de 2022 hasta marzo de 2023. Un gesto que destacó no solo por su emotividad, sino también por la urgencia de justicia que aún no se ha materializado en el país sudamericano.

El Dolor de las Pantallas Gigantes

En un escenario impactante, las pantallas gigantes se iluminaron con el nombre de Jhonatan Erik Enciso Arias, un joven estudiante de 18 años que perdió la vida el 12 de diciembre en Andahuaylas, departamento de Apurímac. El crimen, según denunció en su momento la organización Amnistía Internacional, fue el resultado de un disparo de munición letal mientras Arias y sus amigos se encontraban en un cerro local. En letras rojas, el escenario proyectaba la trágica realidad: «Jhonatan Erik Enciso Arias. Ubicación: Andahuaylas, Perú. Crimen: ser indígena. Castigo: muerte».

A pesar de casi un año de manifestaciones y movilizaciones contra la presidenta Dina Boluarte y el Congreso de la República, la impunidad sigue siendo la cruel realidad. No hay sentenciados, y los oficiales responsables no han enfrentado consecuencias a pesar de la creciente evidencia acumulada. Organizaciones de renombre, como Amnistía Internacional y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), han señalado al Estado como responsable de la mayoría de las 67 muertes ocurridas durante las protestas, atribuyendo estos trágicos sucesos al uso desproporcionado de la fuerza.

El lunes pasado, la fiscal de la Nación, Patricia Benavides, presentó una denuncia constitucional contra la presidenta Boluarte por los decesos ocurridos durante las protestas. Los presuntos delitos incluyen homicidio calificado y lesiones graves en agravio del Estado. Sin embargo, la pregunta persiste: ¿se logrará la justicia que las víctimas y sus familias merecen?

El Grito de Waters y la Lucha Continua

La intervención de Roger Waters no solo fue un acto simbólico en memoria de las víctimas, sino también un grito de solidaridad y apoyo a aquellos que buscan justicia. Su gesto trasciende las barreras musicales para recordarnos la importancia de la empatía y la responsabilidad social, incluso cuando se está sobre el escenario.

Perú se encuentra en un momento crucial, donde la búsqueda de justicia por las vidas perdidas durante las protestas reclama la atención del mundo. La denuncia presentada por la fiscal Benavides es un paso, pero la verdadera justicia va más allá de las palabras y requiere acciones concretas. Mientras el país sudamericano enfrenta esta encrucijada, la voz de Roger Waters resuena como un eco de solidaridad y un recordatorio de que la lucha por los derechos humanos no conoce fronteras ni límites.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *