Portada » Brasil Aprueba Histórica Reforma Tributaria Después de Cuatro Décadas de Debate

Brasil Aprueba Histórica Reforma Tributaria Después de Cuatro Décadas de Debate

La Cámara de Diputados del Congreso de Brasil marcó un hito histórico al aprobar en definitiva la primera reforma tributaria del país desde la promulgación de su primera Carta Magna en 1988. Tras casi cuatro décadas de discusiones y una votación trascendental, la propuesta de enmienda constitucional, que había sido aprobada en julio y luego modificada en el Senado el mes pasado, se convertirá en ley en una sesión conjunta del Congreso programada para la próxima semana.

La actualización del obsoleto sistema tributario brasileño, que data de la década de 1960, se presenta como una necesidad urgente, según los expertos. El modelo actual se consideraba disfuncional, ineficiente, desequilibrado e injusto. Aunque la convergencia entre el Senado y el Congreso para dar luz verde al proyecto es un hito sin precedentes, su implementación efectiva no comenzará sino hasta 2026 y se espera que concluya a principios de 2033.

¿En qué consiste la reforma?

La reforma tributaria propuesta implica cambios profundos destinados a simplificar el sistema de recaudación de impuestos en Brasil. Se unificarán los cinco impuestos actuales sobre bienes y servicios en una tasa única basada en el impuesto al valor agregado (IVA). Este IVA, tras su recaudación, se dividirá en dos partes: la contribución sobre bienes y servicios (CBS), administrada por el Gobierno federal, y el impuesto sobre bienes y servicios (IBS), asignado a los estados y municipios.

Además, se introducirá el impuesto selectivo, que gravará mercancías consideradas perjudiciales para la salud y el medioambiente, como el tabaco y las bebidas alcohólicas.

¿Uno de los IVA más altos del mundo?

Aunque el valor del IVA aún se definirá en discusiones posteriores, el Ministerio de Hacienda estima que oscilará entre el 26,9 % y el 27,5 %. Esto situaría a Brasil entre los países con la mayor tasa de impuestos del mundo. Sin embargo, la reforma prevé excepciones y reducciones para aliviar esta carga. Se establecerá una canasta básica nacional exenta de IVA para las familias de bajos ingresos, y se reducirán las alícuotas hasta en un 60 % en sectores como la educación, la salud, el transporte público urbano y los productos agrícolas.

La propuesta representa una victoria para el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, quien brindó un apoyo decisivo e impulsó las negociaciones. Economistas y empresarios consideran que la reforma será positiva para el país, ya que el nuevo tipo de IVA refleja la carga fiscal actual. Su simplicidad se espera que genere ganancias en productividad y eficiencia, impulsando el crecimiento económico. Además, se destaca que los consumidores conocerán con precisión la cantidad de impuestos que pagan, lo que representa una transparencia notable en comparación con el modelo actual. Un estudio publicado en 2022 prevé que el PIB brasileño podría experimentar un crecimiento de hasta un 7,9 %.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *