Portada » Bolivia Se Une al Mercosur: Un Paso Histórico Hacia la Integración Regional

Bolivia Se Une al Mercosur: Un Paso Histórico Hacia la Integración Regional

Este jueves, un acontecimiento histórico marcó la oficialización de Bolivia como miembro pleno del Mercado Común del Sur (Mercosur). Tras recibir la aprobación del Senado brasileño el pasado 28 de noviembre, Bolivia culminó un proceso que se inició en 2015 cuando fue admitido como Estado asociado. El Gobierno de Brasil compartió la noticia a través de sus redes sociales, difundiendo un video que capturó el momento en que los líderes de los países del bloque firmaron el documento protocolar de bienvenida a La Paz.

La ceremonia, que tuvo lugar en Río de Janeiro, fue resaltada por la presencia de destacados mandatarios, incluyendo a Alberto Fernández de Argentina, Luis Arce de Bolivia, Luiz Inácio Lula da Silva de Brasil, Santiago Peña de Paraguay, y Luis Lacalle Pou de Uruguay. En medio de la tradicional fotografía de jefes de Estado, el expresidente brasileño Lula expresó su optimismo: «Nuestro bloque se fortalecerá aún más al acoger a 12 millones de hermanas y hermanos bolivianos. Serán 43.000 millones de dólares los que se sumarán al PIB del Mercosur».

Luis Arce, presidente de Bolivia, agradeció personalmente las gestiones realizadas por su homólogo brasileño para concretar la adhesión boliviana. Sin embargo, Telesur destaca que este ingreso implica para Bolivia nuevas responsabilidades, entre ellas, honrar el arancel externo común del Mercosur y adoptar la nomenclatura del mecanismo.

El proceso de inclusión de Bolivia en el Mercosur fue un camino largo que tuvo un hito importante a principios de diciembre, cuando Luiz Inácio Lula da Silva recibió el respaldo de la Cámara Alta del Congreso brasileño a la candidatura de La Paz. Este respaldo generó expectativas sobre el incremento del comercio binacional.

Argentina, bajo la presidencia pro témpore de Alberto Fernández en 2020, también hizo del ingreso de Bolivia una prioridad. Sin embargo, en ese momento, la oposición del expresidente brasileño Jair Bolsonaro impidió avanzar en el proceso. Bolsonaro, crítico de Evo Morales, entonces presidente boliviano, priorizó su relación con la presidenta de facto Jeanine Áñez.

La adhesión formal de Bolivia al Mercosur se produce en un momento crucial durante la cumbre de presidentes del bloque en Río de Janeiro. Allí se discuten asuntos relativos al futuro del tratado de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea, negociación que lleva más de dos décadas.

Desde un punto de vista estratégico, la inclusión de Bolivia en esta unión aduanera, que ya incluye a Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, aporta al bloque importantes reservas de litio y gas. Esto podría convertirse en la base para nuevas asociaciones comerciales dentro y fuera de la región.

La adhesión de Bolivia implica una expansión relativa del mercado interno del Mercosur, que ya supera los 280 millones de personas. Sin embargo, la incógnita persiste respecto a si otros Estados asociados, como Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú o Surinam, seguirán el camino de Bolivia hacia la membresía plena. Además, no hay claridad sobre si Venezuela, suspendida como miembro pleno en 2017, recuperará su estatus en el futuro cercano. Estos interrogantes delinean un horizonte lleno de posibilidades y desafíos para la consolidación y expansión del Mercosur en los próximos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *