Portada » Agricultores españoles se unen a las protestas europeas exigiendo medidas contra el alza de precios y competencia desleal

Agricultores españoles se unen a las protestas europeas exigiendo medidas contra el alza de precios y competencia desleal

En medio de una creciente ola de protestas agrícolas que barre la Unión Europea (UE), los agricultores y ganaderos españoles han decidido sumarse a las manifestaciones exigiendo acciones concretas para abordar las preocupaciones relacionadas con el elevado costo de los combustibles y la energía, las estrictas normas ambientales comunitarias y la competencia desleal de productos de terceros países. En un comunicado conjunto, las tres principales organizaciones agrarias y ganaderas de España, COAG, ASAJA y UPA, han expresado su descontento y han instado a la paralización del acuerdo con el Mercado Común del Sur (Mercosur), que incluye a Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Las manifestaciones, que se originaron en Francia y se han extendido a países como Italia, Alemania y Polonia, ahora encuentran eco en España. Los agricultores españoles se enfrentan a un mercado desregulado que importa productos agrarios de terceros países a precios bajos, ejerciendo presión a la baja sobre los productos de la UE y, en particular, sobre los producidos en España.

En el comunicado conjunto, se destaca la contradicción e hipocresía en la actuación política de la UE, que cierra acuerdos de libre comercio que favorecen la competencia desleal y ponen en peligro la viabilidad de miles de explotaciones agrícolas en España y en toda Europa.

Las tres asociaciones agrarias demandan un «ambicioso plan de choque» que aborde la situación en tres niveles: la Unión Europea, el Gobierno de España y las Comunidades Autónomas. Critican a Bruselas por continuar cerrando acuerdos de libre comercio que, según ellos, agravan los problemas de los agricultores y ganaderos de toda la UE.

Especial énfasis se coloca en la paralización de las negociaciones con el Mercosur, la no ratificación del acuerdo con Nueva Zelanda y la interrupción de las negociaciones con Chile, Kenia, México, India y Australia. Además, solicitan un aumento en los controles en las fronteras con Marruecos para garantizar que los productos de este país del norte de África cumplan con las normativas internas de la UE.

Estas demandas se producen en un momento crítico, ya que Josep Borrell, el jefe de la diplomacia europea, advirtió la semana pasada que las protestas podrían convertirse en un obstáculo adicional en la ratificación del acuerdo que la UE y el Mercosur llevan décadas negociando. La tensión entre los agricultores y las autoridades europeas parece estar en aumento, lo que sugiere que la situación podría intensificarse en las próximas semanas si no se abordan adecuadamente las preocupaciones del sector agrícola.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *